Dione moneta poeyii

Dione moneta poeyii
Dione moneta poeyii

viernes, 9 de noviembre de 2012

Passiflora adenopoda (granadilla de monte, tococa)

Además de las plantas de Asclepias (curasávica y physocarpa) que había conseguido como hospederas para la mariposa monarca, hace un año también sembré tres tipos de pasifloras.
Hojas de Passiflora adenopoda.
Una de ellas, que me ha dado muchas satisfacciones es la Passiflora adenopoda, en la cual he visto desde la postura de huevos, su eclosión, las larvas y el nacimiento de los adultos de Dione moneta poeyii, Dryas iulia y Heliconius charitonia.

En el libro “Guía de plantas hospederas para mariposas” de German Vega ( Editorial INBio), se describen más de cien plantas, incluyendo otras pasifloras. Parece que la mariposa Euides isabella, también gusta de las passifloras para criar sus larvas, pero hasta ahora no he visto ninguna en mi planta.

Nectarios en la base de la hoja.
La Passiflora adenopoda es un bejuco de unos 2 mm de diámetro, excepto en la base donde alcanza poco más de un 1 cm.
Las hojas de un color verde claro, sin brillo, están cubiertas por diminutos pelos, por lo que fácilmente se adhieren a la ropa. Están divididas en 5 lóbulos, pero los laterales se notan menos. En la base  hay dos nectarios fácilmente visibles como dos pequeños hemisferios de 1 mm de diámetro y un definido centro oscuro.
Los pecíolos pueden alcanzar los 9 cm y en su base hay dos estípulas, u hojas reducidas de unos 5 mm en las hojas sazonas. Pero en las tiernas hay además una doble estructura que semejan pequeñas lancetas, desde donde sale una pareja de pedúnculos para sostener las flores y que luego crecen alejándose, quedando como a la mitad de aquellos.

Dos etapas de la flor de Passiflora adenopoda.
Las flores las he visto durante todo el año, pero son algo escasas y delicadas, deben protegerse del viento y de las hormigas. 
Miden unos 5 cm de diámetro y son realmente hermosas. Inician como un pequeño cono truncado, compacto y robusto en su base y delicado hacia la punta. Mientras se mantiene cerrado su color es  verde tierno muy claro, sin embargo se puede apreciar  que en su interior es blanco. Se abre en las mañanas y se cierra en la noche. 

La belleza y detalles de esta flor son incomparables. Parecen tener la forma de una estrella de mar por sus 5 grandes pétalos blancos, cuyas puntas terminan con unos rabitos de color verde, pero intercalados entre ellos hay 4 más pequeños de diseño más simple, con puntas redondeadas todo en color blanco, diría que  tienen la mitad del tamaño de los mayores. Por lo que en realidad posee  9 pétalos.

Llama la atención que su interior es similar a un ojo humano (cuando estamos sorprendidos o asustados nuestros párpados se abren más de lo acostumbrado dejando más expuesto el ojo y podemos observar la pupila, el iris, hasta las pestañas). La parte interna de la flor está compuesta por un círculo de unos 50 finos filamentos erguidos  y muy abiertos hacia el exterior, con diminutas pero bien definidas franjas  alternadas de colores morado y blanco.
Lo que definiríamos como el iris y la pupila en un ojo esta flor tiene el mismo diseño, todo en color  blanco, porque después de los filamentos hacia el interior hay una serie de bastoncitos  blancos colocados todos en dirección al centro; son pequeños y aproximadamente  45 bastoncitos.

En el centro se encuentra su órgano reproductor; es un pequeño tallo de color verde, erguido, si acaso de 0.5 cm de altura por 1 mm de grosor,  de donde se despliega siguiendo la dirección de los pétalos mayores 5 tallos de igual tamaño y grosor,  también  de color verde, similar al esqueleto de una sombrilla y donde termina cada tallito se encuentra una bolsita de color naranja  intenso.

Para admirar  aún más la complejidad de esta flor,  en la base donde se despliegan estos  tallos existe como una diminuta almohadilla en forma de moneda,  de color verde claro, parece que tiene adherido otro tallo y uno de sus extremos se ramifica en dos,  simulando la letra “Y”. 
Son de color blancuzco con leves manchitas de color morado (que solo se aprecian con una lupa) y en cada punta de esta letra  hay una bolsita también de color blancuzco. Cabe destacar que esta “Y” está colocada de tal manera que no chocan con sus compañeras de color naranja.

El fruto es casi esférico (39 por 33 mm), con una cáscara de 2 mm de espesor. Cuando está maduro es de color morado y tiene una masa promedio de 10 gramos. En octubre hubo una buena cosecha de más de 30 y aún continúa.

Las semillas (unas noventa por fruto) tienen forma de gota (3 x 2 mm), oscuras, no lisas sino cubiertas de pequeñas pelotitas grisáseas de unos 0,1 mm de diámetro. Están envueltas en una pulpa anaranjada (un buen colorante natural) y ácida, con sabor algo parecido al maracuyá.

Parece que las pasifloras pueden reproducirse por semillas y por estacas, voy aprobar ambos métodos y luego les cuento.
Si le interesan unas semillas (aún no sé si son fértiles), envíeme un comentario y de alguna manera nos ponemos de acuerdo para entregárselas.

Referencias adicionales:
Flores de pasión.

martes, 9 de octubre de 2012

Phobetron hipparchia


Colaboración de Marie Lissette Alvarado

Aunque parezca siniestro, un viernes trece de setiembre muy temprano decidí podar y hacer limpieza profunda del patio trasero de mi casa. Al terminar el arduo trabajo, comencé a empacar toda la basura en bolsas y a barrer. Junto al pasillo donde aseaba está plantado un arbusto de amapolilla (hibisco), lo tengo por múltiples razones, de niña disfrutaba arrancar sus flores y por la parte del pedúnculo succionar su dulce néctar, aún hoy en día lo hago. Esta flor atrae a los colibríes, se pueden utilizar como remedio casero para contrarrestar una mala digestión y algunos dicen que hasta la diabetes.
Pero lo que más ha llamado mi atención fue encontrar este singular huésped en una de sus hojas, muy tranquilo y quieto.
¡Nunca había visto algo igual! De momento me pareció que era una araña pues siempre veo muchas entre las hojas, pero me extrañó que solo tuviera seis patas así que al observarla más detenidamente descubrí que era una oruga y estaba  alimentándose de las hojas de la planta de amapolilla.

Es increíble el disfraz de araña de la larva de Phobetron hipparchia. Supongo que para la mayoría de los insectos podría parecer amenazante, simular que se tiene seis patas, color café oscuro, justo del lado de su cabeza su perfecto disfraz hace creer al observador que tiene unos ojos redondos de color negro.

A lo largo de toda su espalda tiene unos simétricos cuadrados de un material semejante al de una brocha ordinaria, dispuestos en pares, como a media espalda un par de esos cuadrados son de un intenso color café oscuro.
Cada una de sus supuestas patas es robusta al igual que su cuerpo, pero hacia las puntas se adelgazan un poco y terminan con una elegante pero sencilla forma moldeada a modo de un colocho arrepentido.
Todo su cuerpo está cubierto de esos pelos de brocha, lo que la hace verse intimidante. Cuando la vi por primera vez tenía una longitud de unos 2 centímetros, pero hace un par de días ya había alcanzado por lo menos el doble de ese tamaño.
No tiene compañeras, ni he visto en otro lugar del patio otras como ella.
Esto me hace pensar en dos posibilidades. Una es que la mariposa solo depositó un huevecillo,lo que haría de esta familia de los Limacocidades una pequeña  población, o que por desgracia a la hora de podar y hacer limpieza enviara a la basura a otras phobetrones; lo cual sería lamentable. 
Una semana después mi buen amigo jav me comunicó de su increíble hallazgo en el jardín de su casa; curiosamente solo tiene una phobetron, por lo que mi primera suposición pareciera ser más acertada.

Pues sí, tuve la suerte de encontrar una larva diferente de Phobetron hipparchia justamente en el jardín de mi casa, junto a las monarcas, dione-monetas, iulias, cebras y otros lepidópteros visitantes.
Estaba en una planta de triquitraque, alimentándose con sus hojas y no precisamente con los cogollitos tiernos,  sino con las hojas  sazonas, que son algo duras y poco jugosas.
Corté la hoja por el peciolo para tomarle algunas fotos y luego la devolví a la planta, marcando el sitio con  una prensa de tender ropa, para reubicar fácilmente su posición. Durante la tarde y noche ocurrió una lluvia intensa y  a la mañana siguiente no la vi donde la dejé. Había migrado unos 20 cm. 
Por su color café claro me es fácil distinguirla entre las hojas verdes oscuro y las cornetillas anaranjadas del triquitraque.
Todos los días la reviso en la mañana, en la tarde y en la noche, para no perder su ubicación, le he tomado una buena cantidad de fotos.
En realidad se traslada poco, por ahora está más interesada en alimentarse.
A deferencia de larva de mla, que tiene varias tonalidades, esta puedo decir que es monocromática (café claro). Me llama la atención sus 6 parejas de pequeños almohadones cuadrados, tapizado con cortos pelos de punta, que tiene en su dorso y la continuación del misma tipo de pelambre cubriendo los seis apéndices que semejan patas falsas. Auque sin embargo, del lado derecho, al centro, en vez de una pata hay como dos pequeños muñones, no sé si sufrió un accidente.
Esta polilla es un extraordinario miembro del reino animal, filo  artrópoda. Un insecto (clase) del orden Lepidóptera, perteneciente a la familia Limacocidade.

En la internet puede ver fotos del  adulto. Espero ver uno algún día, si la larva llega a concluir su metamorfosis, sin que la pierda de vista.
Dada mi poca experiencia y formación con respecto a los lepidópteros, no estoy seguro si en realidad podría ser un miembro de la especie denominada Phobetron pithecium, pero que es del género Phobetron, creo que en  eso no hay duda.
Si alguien puede sacarnos de la duda, se lo agradeceremos.

Referencias adicionales:

sábado, 25 de agosto de 2012

Heliconius charithonia


La primera vez que observé volando esta “mariposa cebra” fue este año, en el Parque la Libertad.

No fue fácil tomarle fotos, pues casi no se posaba en las flores de lantana, rabo de gato y san rafael, que habían en una especie de mariposario abierto.

Me atrajo mucho el diseño de sus bandas y el marcado contraste blanco y negro, que se aprecia mejor cuando no bate sus alas. Al final pude tomar unas dos o tres imágenes satisfactorias, que reporte al Bioexplorador (
http://bioexplorador.inbio.ac.cr/observations/astrovilla2000).

¡Macho y hembra acoplados y un curioso visitante!

Tratando de hacer algo más detallada la descripción, sus alas delanteras son estilizadamente alargadas (de ahí que se le denomine "longwing" pues son algo ovaladas).
 

Sus hermosas líneas nacen desde el mismo cuerpo de la mariposa y se extienden ininterrumpidamente hacia los bordes de las alas. 
Por el contrario, las alas traseras son mucho más pequeñas y de forma redondeada, aunque también tiene en su diseño una franja como la de las alas delanteras. En el borde inferior se observan dos hileras de óvalos claros que van desde el cuerpo hacia la punta (mismo color que las líneas) que viajan paralelas al borde, son alrededor de dieciséis manchas.

La hilera exterior tiene óvalos de mucho menor tamaño que la interior y justo donde la hilera interior termina hay una mancha de un rojo pálido cuya forma se podría definir como irregular. 

Cuando la Heliconius charitonia pliega sus alas es posible distinguir en la base de las mismas diez pequeñas manchas de color rojo intenso. 
Cada ala delantera tiene una mancha alargada, mientras que las alas traseras poseen cuatro, separadas en pares por una de las franjas blancuzcas, ambos géneros las poseen
Contrariamente, en el lomo y la cabeza hay seis manchas claras (cinco en el tórax y una en la cabeza).

En el libro Mariposas y Polillas de Elizabeth Balmer, página 147, se lee que la Heliconius charitonia “-posee unas alas negras con llamativas listas amarillas-”. 
Puede que si sean amarillentas, pues eso dijo mi acompañante la primera vez que vimos una. Cuando he visto a esta cebra revoloteando rápidamente, me ha parecido, a veces,  que percibo un color amarillento, pero no así cuando está en reposo, pues las veo blancas y así me salen en las fotos.
Ahora bien, quizás si exista una variedad con las bandas amarillentas, o quizás haya una diferencia entre machos y hembras, no lo sé. Trataré de conseguir una foto donde se aprecie claramente el color amarillento de esas bandas. 

Larva de Heliconius charitonia.
Las que nacieron en mi jardín colocaron sus huevos en la planta Passiflora adenopoda (Granadilla de monte). Vea al respecto la página 106 del libro  Guía de Plantas Hospederas para Mariposas, del Entomólogo German Vega
Ya he visto sus flores, frutos y semillas, que espero reproducir en nuevas plantas, próximamente.
En ella además he recogido, larvas de Dryas iulia y Dione moneta poeyii


Espero que llegue alguna vez una mariposa Eucides isabella, que observé en el mariposario que tiene el Museo Nacional de Costa Rica, como bienvenida a los visitantes.

Creo que he observado todas las etapas de esta especie: adultos volando en dos sitios diferentes y poniendo huevos, aún no he conseguido una buena foto de un huevo. 
 
La larva es blanca con llamativas púas negras, algo inesperado (para mi) a lo que va a ser la negra pupa con sus pinzas de cangrejo. Pero no hay duda que el adulto salió de allí, pues pude comprobarlo en la maternidad de caja cartón que tengo en mi casa.




Referencias:
Adulto secando sus alas, 
minutos despues de nacer.