Dione moneta poeyii

Dione moneta poeyii
Dione moneta poeyii

lunes, 24 de octubre de 2011

Ascalapha odorata (polilla)

¡Te estoy viendo!
Ayer encontré en mi casa esta hembra de polilla, una interesante mariposa nocturna, llamada Ascalapha odorata (fig. 2).


Tiene las alas delanteras largas y puntiagudas, con una distancia de 14.5 cm de punta a punta. En cada ala hay un ocelo azulado con forma de número nueve. 

Las alas traseras son  algo cuadradas, están festoneadas con bandas marrón oscuro en el borde y un gran ocelo de color azul metálico. 

Hembra; 14.5 cm de punta a punta de las alas delanteras.
Según las referencias, las hembras presentan una franja ligeramente rosada que recorre ambos pares de alas, lo cual se usa para identificar el sexo.

Las fotos 1, 3, 4 y 5, son de otra hembra que llegó hoy en la noche al portón del garaje, quizás atraída por un bombillo que había dejado encendido intencionalmente.
En el simulador de vuelo.

Dentro de una caja transparente.
Y una última miradita de despedida.




























Referencias adicionales:
  1. http://bnsullivanphoto.com/2011/10/male-black-witch-moth-ascalapha-odorata.html
  2. http://en.wikipedia.org/wiki/Ascalapha_odorata
  3. http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/6429981/Ascalapha-Odorata_-La-Mariposa-de-la-Muerte.html
  4. http://www.hoylauniversidad.unc.edu.ar/2010/abril/la-mariposa-nocturna-ascalapha-odorata-en-primer

Dione moneta poeyii (mariposa)

Originalmente publicada en Física 1011 (Tutor Virtual)
22/10/2011
Dione moneta poeyii,
de unas 6 horas
.

No poseo un mariposario propiamente dicho, pero en mi casa tengo dos pequeños espacios, donde he cultivado plantas hospederas para mariposas, entre ellas varias passifloras, que me han permitido ver crecer larvas y pupas de Monarca, Dryas iulia y ayer de una Dione moneta poeyii.

No le voy a describir en detalle como es esta última, para eso le recomiendo visitar las excelentes referencias adicionales, pero le contaré un poco sobre este pasatiempo de cuidar mariposas.

Es interesante, entretenido, divertido y puede convertirse fácilmente en un tema atractivo para reiniciar, o diversificar estudios.
Además la parte fotográfica me apasiona, casi todos los días tomo fotos a las plantas, las larvas, las pupas y las mariposas.

Dione moneta poeyii, de frente.




De las 6 passifloras distintas que tengo (en el vivero no me las clasificaron), creo que he identificado a una de ellas, por la forma de su hoja y la floración que ocurrió simultáneamente ayer, creo que es la Passiflora auriculata.
Las reviso todos los días, a veces hasta dos veces al día, buscando larvas y pupas para llevarlas a la maternidad; una simple caja de cartón en mi oficina con una tapa de cedazo plástico.

Generalmente corto la parte de la planta (hoja o tallo) donde se colgaron las pupas, siempre que no la dañe totalmente. Si están sobre una verja metálica, o un marco de la ventana, les amarro un hilo fino en la parte superior y poco a poco y con cuidado lo voy apretando hasta que pueda desprenderlas (todas han sobrevivido).

Passiflora auriculata.
Como las passifloras se han enredado en dos ventanas de mi casa, hay hormigas, que atacan a las larvas y a las pupas. Obviamente estamos en guerra, lo siento, por ahora estoy en el bando de las mariposas.

Las otras plantas del jardín también han sufrido modificaciones, así que además de los dos tipos de asclepias (algodoncillo y chayotillo) y las pasifloras, también conseguí unas lantanas de varios colores, saúco, triquitraque y dos tipos de iris.
También he colocado en dos lugares,fruta que poco a poco se fermenta, pues según me han dicho, algunas mariposas consiguen alimento allí. Claro también se han beneficiado algunos pájaros del vecindario (yiguirros, come maíz, viuditas y pecho amarillos).

Dione moneta poeyii (anverso de las alas).
Las larvas necesitan una planta algo rígida para colgarse durante su etapa de pupa y he encontrado que les gusta la lantana cámara, pues además les sirve de camuflaje. Las mariposas también visitan las lantanas para chupar néctar.

Bueno, siempre le voy a contar algo sobre la Dione moneta poeyii.
Me gusta mucho, cuando la vi la  primera hace 30 días, quedé completamente maravillado por sus pequeños manchas plateadas en el reverso de sus alas. Nunca había visto algo parecido antes.
Es muy fuerte y en pocos minutos a la luz del sol se tornan muy vivarachas y vuelan rápido.
Es la tercera que veo nacer.
La de hoy, sin embargo posó un tiempo para mi cámara, pero siempre con las alas plegadas, casi nunca me mostró el colorido anverso, por eso no tengo buenas fotos de esa parte. 

No estaba seguro si era una Agraulis vanillae, o una Dione juno, (por lo que leí en libros) por eso recurrí a un experto del INBio que me ayudó y la identificó, lo cual agradezco mucho.
Además como las libero casi cuando nacen, solo tengo fotos para realizar la clasificación, entonces no he tenido la oportunidad de examinarlas de cerquita para verificar algunas características propias de la especie, que se citan en libros y en sitios de Internet.

Dione moneta poeyii,cara ventral de las alas.
Preguntaré a don Isidro como debo tratarlas manualmente, para examinarlas sin hacerles daño.

Referencias adicionales:

Dryas iulia moderata (mariposa)

Originalmente publicada en Física 1011 (Tutor Virtual)
24/09/2011

Como algunos de ustedes saben, mi formación es en física, con solo conocimientos colegiales  de biología y muy poquito sobre entomología (pero con amigos que me ayudan).
Sin embargo, he estado colaborando con las mariposas que llegan a mi jardín, para que tengan plantas hospederas, puedan poner huevos, criar larvas, desarrollar pupas y  finalmente hermosos adultos.

Por eso conseguí unas Asclepias Physocarpa, Asclepias Curassávica y Passifloras, en las cuales he visto casi toda la metamorfosis de la mariposa monarca (Danaus Plexippus) y ahora creo que  Dryas iulia moderata.

Dryas iulia, viéndome de frente.
Comencé hace tres meses a observar el crecimiento de un tipo de larvas que como mecanismo de defensa tiene a todo lo largo de su cuerpo largas y puntiagudas púas recubiertas por finos bellos (disculpen mi vocabulario amateur). 

Como la mayoría de las larvas que he observado, tienen un apetito voraz, y en su incansable esfuerzo por conseguir alimento, son muy inquietas. Hasta que llega el momento de ubicarse en algún punto que consideren estratégico para iniciar la siguiente etapa de su metamorfosis.
Tengo de color negro  con pintas blancas y también con pintas anaranjadas, supongo que la Dryas iulia, proviene de estas últimas, pero debo confirmarlo.

Dryas iulia, anverso de las alas.
Luego vi como algunas de la larvas se colgaron en forma de “J”, de manera similar a como lo hicieron las monarcas, pero formando luego una pupa muy diferente.
No solo en su tamaño y forma, pues a diferencia de la crisálida de la monarca que es algo pequeña, con una hermosa forma simétrica de color verde, ésta otra presenta una forma más irregular y alargada,  su diseño tiene un aspecto que podría considerarse  grotesco.
Tengo unas de color gris claro y otras más bien  oscuras, pero ambas muestran uno o dos pequeños puntos que parecen incandescentes (no son reflejos porque los veo de noche), yo creo que proviene del ser vivo que está adentro.

Huevo de Dryas iulia.
Días después, observando las pasifloras, noté huevos por primera vez. Estoy seguro que son de las Dryas iulia, porque vi a la mariposa poniéndolos. Uno cada vez, como dice la página del INBio. El huevo de la foto a la izquierda, tiene menos de un minuto de vida.

Ayer, de las dos pupas que había recogido en una de las pasifloras y llevado a mi oficina (corté el bejuco para perturbarlas  lo mínimo), nacieron dos bellas mariposas Dryas iulia.
Pasaron la noche dentro de la casa, y las liberé en la mañana, son muy activas y tienen un vuelo gracioso y enérgico. 
Mientras estuvieron cerca posaron varias veces con sus alas cerradas, mostrándome su bello colorido, sus ojos saltones y la espiritrompa.
Me fue difícil tomarle una foto del dorso rojo, solo algunas veces en que abrían y cerraban las alas, muy rápido para el lento obturador de mi cámara y mi dedo índice; no muy bien enfocadas, pero de todas maneras se las muestro.

También  llegan a mi jardín, a tomar néctar de las asclepias, pasifloras y lantanas, otras especies de mariposas:
Una marrón con morado oscuro y blanco (Siproeta epaphus).
Otra blanca con un pequeño reborde negro (¿Ascia monuste?).
Una negra con manchas plateadas.
Y otra amarillo pálido con manchas café (¿Phoebis philea?).

Pero de ellas le contaré luego, cuando las identifique.

Las larvas de pocos días, en la foto a la derecha posiblemente no sean de Dryas iulia, pero se alimentan de las hojas de las pasifloras. Le haré la consulta a Javier (http://mariposas-javier.blogspot.com/search/label/Especies), quien tiene un excelente blog, que le recomiendo visitar.

Referencias adicionales:

Chavela, mi mariposa monarca

Colaboración de Marie Lissette Alvarado

Originalmente publicada en Física 1011 (Tutor Virtual)
01/06/2011

Siempre he sentido una fascinación por observar y aprender sobre todo lo que me rodea. He guardado piedras, tuve un herbolario, y atrapaba insectos,  aunque  a veces por ello pagué un alto y doloroso precio, pues en vez de terminar recogiendo un espécimen, terminé siendo la víctima.
Una vez observé a una mariposa nocturna que estaba  revoloteando sin rumbo por el interior de mi casa. Mamá improvisó con una vieja media una especie de atrapa insectos y después de corretearla, la atrapé. Era de buen tamaño, blancuzca, regordeta y peluda, de antenas  gruesas, ojos enormes y negros. Recurrí a los libros para identificarla y como no estaba segura, al ver  tanta variedad de mariposas, tuve la mala idea de coleccionarla como si fuera un cromo. En aquel entonces carecía de las facilidades técnicas y de entretenimiento que hoy tenemos, así que enfocarme en alguna actividad que considerara interesante para  mí era más que suficiente, no pensé en el daño que estaba ocasionando.
Asclepias curassávica
Así empecé una modesta colección de mariposas. Desgraciadamente, atrapé y dejé morir a muchas de ellas. 
Quien iba a pensar años después  tendría la oportunidad de experimentar la forma correcta de esa experiencia.

Todo comenzó cuando a jav se le  ocurrió adquirir una chayotillo de aire, que sembró  en su jardín y como saben o  pueden leer en estas tres entradas (Asclepias physocarpa, Mariposario personal  y Monarcas Villalobos), resultó en varias mariposas monarca.
Chavela de 6 horas, dentro de la maternidad.
Seguro para reivindicarnos  con la madre naturaleza, recomenzamos esta aventura monárquica, solo que esta vez la metodología sería muy diferente, más ecológica y responsable. Diría que inició  el pasado 9 de marzo cuando jav me regaló algunos chayotillos de aire.

Comencé por buscar información y conseguí un cuaderno para realizar una bitácora de todas las experiencias. Escribí todos los detalles posibles y recolecté todo tipo de muestras.

Finalmente  un chayotillo se secó, seleccioné algunas semillas, las sembré  y ya tengo varias plantitas creciendo, más un buen número de anotaciones en la bitácora.
12 horas, asomándose por la ventana
El 15 de abril, las cosas dieron un giro inesperado. En un vivero conseguimos, varias enredaderas de pasifloras y cuatro asclepias curassavica, que son plantas hospederas de mariposas monarca.
Cuál no va siendo mi sorpresa el 2 de mayo, al ver que una de las curassávicas se estaba quedando sin hojas. Y cuando fui a revisar la causa, ¡qué alegría; una larva crecidita y comelona de mariposa monarca!


Siguiendo las indicaciones del mariposario personal, construí una maternidad portátil con una caja de cartón, cedazo plástico y algo de alambre, donde metí la pequeña curassávica y la oruga de monarca, aun en crecimiento.
Seguro ya estaba un poco adelantadita, pues al siguiente día, la larva se transformó en crisálida e inició esa etapa de metamorfosis, sin darme tiempo a ver las primeras, por ejemplo desde el huevo. Será en la próxima.
¡Jamás me imaginé tanta fortuna!
24 horas, en mi mano.
Así que, de la noche a la mañana, la oruga abandonó la planta y buscó refugio en una de las paredes de la caja donde se colgó. Horas antes miré que en su parte posterior la oruga estaba excretando un fino hilo trasparente. De esa gomosidad se valió para fijarse y luego adoptar una peculiar forma de  “J”. Con el paso de las horas  entró en un letargo, interrumpido esporádicamente por pequeñas sacudidas. Desafortunadamente, la oruga escogió altas horas de la noche para iniciar su paso a crisálida, así que no pude ver cómo lo hacía, solo recuperé la piel que desprende.
La pequeña pupa es realmente hermosa,tiene un color verde jade muy intenso; cerca de la zona de donde cuelga, se le dibuja una fina línea horizontal de un color dorado o amarillo que más pareciera una especie de zipper por su ligero y delicado verdugón.
Vista con una lupa.
Al llegar la mariposa a esta etapa de su vida, la curassávica puede empezar a recuperarse, pues la crisálida ya come hojas, ha almacenado suficiente alimento y energía, para entrar en un estado de hibernación mientras comienza a sufrir cambios significativos.
De aquí en adelante, hay que esperar con paciencia a que continúe la metamorfosis dentro de la crisálida, y vigilar que depredadores como las hormigas no hagan acto de presencia, pues la mariposa es completamente vulnerable en esta etapa de su vida.
El período de crisálida dura unos quince días, así que cada vez que podía estar breves instantes observaba si se presentaba algún cambio, que me permitiera disfrutar el tan esperado espectáculo. Y mientras hacía eso, me ponía a pensar de todo un poco,  las personas han utilizado la vida de la mariposa como un perfecto ejemplo para cavilar acerca del significado de sus vidas y todos los temas filosóficos que se puedan imaginar, incluso, decidí darle un nombre para que las cosas no fueran simplemente un experimento, después de todo había dedicado tiempo y atenciones con mi huésped. Así que pensé; será una mariposa monarca, de entre las reinas a través de la historia, me quedó el nombre de la reina Isabel y  para que no fuera tan formal, la llamé “Chavela”.
Así que cuando nació, le llamé Chavela , dudo que eso le haya interesado a la mariposa, pero a mí me gustó.



Sobre el limonero y adiós.
Como siempre, la naturaleza actúa cuando sea su momento y no cuando uno lo espera. El domingo 15 de mayo, salí de mi casa alrededor del mediodía, pero antes de hacerlo, como ya se me había hecho rutina, le observé instantes  antes de partir; todo seguía sin cambios. Regresé a las 13:30, me dispuse a calentar y servir el tardío almuerzo, y en un instante, vi revoloteando en su guardería a “Chavela”.
No tuve la oportunidad de verla romper la crisálida y emerger, pero sí la vi instantes después de su nacimiento y confieso que fue un momento memorable, sus patitas temblorosas, con caminar incierto e inseguro.  Me acerqué despacio y con cuidado para no perturbarla, pues me preocupaba que se fuera a lastimar en un lugar relativamente pequeño para este insecto. Permaneció la mayor parte del tiempo reposando, mientras sus alas se secaban, pero ya entrada la noche, llevé la cajita maternal  a un lugar confortable y oscuro, las mariposas se ven influenciadas por la luz y esta recién nacida necesitaba descansar.
Al día siguiente le tomamos fotos, cerramos la habitación para dejarla salir de su cuna y que no saliera aún al patio, estuvo en nuestras manos, cabeza y hombros, pero al acercarse a la ventana, se mostró algo alterada. Pensé que era atraída por la luz  del exterior, después de todo no se había aún alimentado y como la mañana estaba soleada, hermosa y había una temperatura agradable, le permitimos total libertad; con ese propósito se le cuidó.
Chavela, su hermana, o prima, de
regreso en la curassavica.
No lo sabré, solo espero una nueva
generación de monarcas.


Llamó mi  atención que no se apartó de nuestro patio por varias horas, se posó en la parte más alta de un árbol de limón y ahí refrescó sus alas con la suave brisa, de pronto, revoloteaba por los alrededores del patio y regresaba a su punto de partida, me daba la impresión que estaba haciendo un reconocimiento del lugar donde nació. Ojalá sea así, porque después de analizar las fotos que tomamos, dedujimos por el grueso de las venas negras de sus alas y por  la información que teníamos que Chavela era realmente una hembra.
Me encantaría que si ha sobrevivido, regresara a depositar sus huevecillos en mi curassávica y reiniciar el proyecto. Cuando la vi volar me dije que era la primera vez desde mi niñez que había hecho las cosas bien, que se le debe enseñar a las nuevas generaciones que preservar la naturaleza en su medio y verla desenvolverse y cohabitar con nosotros es infinitamente mucho mejor que atrapar, matar y poner en un papel  a un ser  como si fueran estampillas en un álbum.

Monarcas villalobos

(¡Solo una!)
Originalmente publicada en Física 1011 (Tutor Virtual)
08/04/2011


Como un regalo de cumpleaños, hoy 8 de abril, cuando levanté la tapa de mi mariposario personal, había una hermosa mariposa monarca, ya afuera de su envoltura de crisálida.
 
Posiblemente había salido en las primeras horas de este día. Aún estaba húmeda, con caminar errático, como se ve en los documentales las gacelas recién nacidas en las sabanas africanas. Desplegaba sus alas solo en ocasiones y por muy breve tiempo, por lo que fue difícil captar una foto de esos momentos.
 Puse mi mano en su camino y se subió por mi brazo hasta mi cabeza y ha permanecido allí por más de dos horas, aún cuando escribo esto. Posiblemente le atrae el calor de mi piel y así, recoger la energía necesaria para concluir su nacimiento. He disfrutado a montones este rato. No ha volado, quizás solo pequeños aleteos, brinquitos de mi cabeza a mi hombro.


La puerta está abierta y espero que cuando se sienta fuerte, confiada y segura, salga de mi casa y comience su propia aventura en mi jardín, o en algún otro sitio vecino de Zapote y quizás volverla a ver, o que en unos días regrese y ponga huevos en mis plantas.

Me preocupa su alimentación, como padre primerizo (de monarcas), no sé cómo se alimenta en estas primeras horas. Le arrimé unos cogollitos de asclepias physocarpa (hojas y flores), pero… También unas flores anaranjadas de triquitraque, quizás pueda chupar con su espiritrompa algo de néctar. He leído que les gusta alimentarse de algunas frutas algo fermentadas. 
¿Y el agua de dónde la tomará? Voy directo a leer más en internet.


Si adivina mi emoción, se debe entre otras cosas a lo siguiente:
  • Mi interés en la mariposa monarca comenzó, digamos por la cocina; por el chayotillo de aire
  • Cuando mis tres plantas estuvieron sazonas, creo que me visitó solo una hembra de monarca, pero puso huevos. 
  • Hay predadores en todas las etapas (huevo, larva, crisálida). 
  • Pasé unas 20 larvas al mariposario personal, pero ese número fue disminuyendo, porque emigraron, se cayeron, murieron, etc. 
  • Una lluvia repentina de inicios de mes, destruyó alrededor de un 50% de las larvas. 
  • Por labores de carpintería y mantenimiento dañé involuntariamente una crisálida. 
  • De las 5 crisálidas que quedaron, cuatro fueron destruidas por hormigas, o quizás hasta por un parásito que ya tenían las larvas.
  • Entonces solo logró nacer un adulto. De momento no sé si es hembra o macho, debo verle una mancha en las alas que se usa para distinguir el sexo.
Mi aprendizaje y disfrute ha sido grande. 
Voy a modificar la "maternidad", colocándola en un lugar mejor vigilado en el interior de mi casa y alimentaré a las larvas más o menos como en una especie de "establo", trayéndoles hojas de asclepias frecuentemente. 


También conseguí en un vivero de Purral de Guadalupe (grivera@biogenesiscr.com) unas plantas de asclepias curassávica, lantana y passiflora, para hacer más acogedor mi pequeño jardín.
Después le cuento.

Por ahora voy a seguir viendo cómo se desarrolla mi mariposa monarca.


Sábado 9: Estuvo revoloteando por la casa.
Domingo 10: A las 9:00 salió volando por una ventana.


Mariposario personal

(Para proteger,  observar y estudiar –larvas y crisálidas- de monarca)
 

Originalmente publicada en Física 1011 (Tutor Virtual)
                                                                                                                 04/04/2011


En el pequeño jardín del frente de mi casa, donde sembré los chayotillos de aire (Asclepias physocarpa), crecieron tres plantas, de 1.8m, 1.2 m y 90 cm, por ahora. Todas produjeron flores y chayotillos, especialmente la más grande y fueron visitadas por mariposas monarca (¿la misma?) que pusieron huevos. Están creciendo unas 15 larvas hermosas y saludables y de vez en cuando observo nuevos huevos.
Decidí entonces encerrar la planta intermedia en lo que llamo un mariposario personal, para pasar allí las larvas más grandes, a punto de iniciar la etapa de pupa (crisálida), para cuidarlas, observarlas y poder ver al adulto (las mariposas monarca), antes de ser liberadas.

Materiales comprados:
Tres metros de regla de pino 2 x 2 cm, tres metros de cedazo de mosquitero de 91 cm de ancho, 8 clavos de 2,5 pulgadas (o 3 pinchos de madera de 3 mm); costo 5 000 colones.
Sobrantes y reciclables de la casa:
Cartón corrugado, chinches o tachuelas cabezonas, cinta engomada (duct tape), pegamento blanco, plástico opaco (bolsa de basura), 6 prensas de tender ropa.
Herramientas:

Serrucho, taladro con broca de 2 mm (ajustada al diámero del clavo), tijera, cuchillo con filo aserrado, cinta métrica, escuadra, lapiz.
Construcción:
  • Corte cuatro reglas de 1,5 m de largo y 8 reglas de 46 cm de largo.
  • Use el taladro para hacer agujeros en dos caras de las reglas largas; a 2 cm y a 4 cm de un extremo (superior). Repita a 60 cm y a 62 cm del otro extremo (inferior). También use el taladro para hacer agujeros a lo largo, por los extremos de las 8 reglas de 46 cm.
  • Arme la estructura con los 8 clavos (o si prefiere use tacos de madera de los pinchos). Sujétela con la cinta engomada.
  • Para el piso, corte un cuadrado de cartón corrugado de 50 cm de lado y remueva un cada esquina pequeños cuadrados de 2 x 2 cm (para que entren las reglas verticales).
    Haga un corte por un lado hasta el centro y allí haga un agujero de unos 3 cm (para acomodar el tallo del chayotillo).
    Se coloca al final.
    El piso es importante para: recoger larvas que se caen, evitar la entrada de insectos depredadores, recoger excrementos de las larvas (¡una investigación microbiológica adicional!)
  • Coloque el cedazo de mosquitero con los chinches, dejando al principio unos 5 cm libres (aleta) para cerrar la puerta (¡espere!)
    Cubra los 4 lados del prisma dejando unos 5 cm libres al final del cuarto lado, junto al primero (aleta), para el sistema de cierre de la puerta, con las prensas de tender ropa.
  • La tapa es importante para dar mantenimiento, observar, tomar fotos y principalmente para proteger las larvas de la fuerte irradiación solar en estos días de marzo y abril (y de excesiva lluvia más adelante).
    Construya una cajita – sin tapas- de cartón corrugado (con algunas aletas arriba), de unos 51 cm de lado (por el interior) y unos 10 cm de alto, para que calce ajustada sobre el prisma.
    Cúbrale la parte superior (el techo) con el plástico opaco. Selle con goma o con cinta. Compruebe que se puede quitar y poner fácilmente.
  • Coloque el chayotillo dentro del mariposario, con larvas grandes a punto de iniciar la siguiente etapa. Las pequeñas déjelas en las otras plantas, ¡son muy voraces! Se comerán en poco tiempo todas las hojas de su hotel de chayotillo.
  • Coloque y ajuste el piso y la tapa.
    Cierre la puerta juntando las aletas ( 1 y 4) con prensas de tender ropa.
  • Posiblemente el viento puede tumbar su mariposario, entonces amárrele cuatro vientos, como se hace con una tienda de campaña.
Ahora espere, observe, haga anotaciones en su cuaderno bitácora, dele mantenimiento, tome fotos, pase larvas grandes al mariposario. Escriba un informe.
Las crisálidas prefieren colgarse de la cara inferior de los travesaños (madera). Si necesita más, pegue al cedazo algunas tiras de espuma de poliestireno.
Bueno ahora que le conté como hice mi mariposario personal. Diseñe y construya el suyo, será más educativo y divertido.
El próximo mariposario que yo haga será diferente, pues incluiré todo lo aprendido. Especialmente no hacer muchas modificaciones posteriores, sus larvas y crisálidas se lo agradecerán.
Si algún día tengo un terrenito apropiado, construiré uno más grande, quizás par poder caminar dentro de él, incluir otras familias de mariposas. Y sentarme a escuchar el hermoso sonido de la naturaleza, cuando toca su flauta.

Y como todo lo que llamamos vida en el universo, o al menos en el planeta Tierra en que vivimos, prepárese para verlas: nacer, crecer, reaccionar, reproducirse y morir.

Buena suerte.
Cuénteme como le va.
¿Quiere algunas semillas de asclepias physocarpa? 
Puedo darle unas 10 de chayotillos nacidos aquí.  

Asclepias physocarpa

(Chayotillo de aire)
Originalmente publicada en Física 1011 (Tutor Virtual)
09/03/2011

Hace unos cuatro meses pasé frente a una casa del barrio (Zapote, San José, Costa Rica), donde había una planta y me obsequiaron uno de estos chayotillos, pero me advirtieron que se llenaba mucho de gusanos.

Asclepias physocarpa/jav.
 
Saqué las semillas, las sembré y como en un mes ya tenía varias plantas creciendo de manera saludable, pero al poco tiempo comencé a notar unos coloridos gusanos que se comían las hojas. 

En mi ignorancia, cambié algunos de lugar y finalmente exterminé todos, pues mi interés en ese momento era reproducir y ver crecer la planta que llamaba mi atención cada vez que la miraba el jardín del vecino.

Que me disculpen las 20 o más mariposas que no dejé vivir, pero ahora podré recompensar a otros miembros de la familia que voy a cuidar y prestar más atención.

Mariposa monarca, poniendo huevos/jav.
Y es que conversando con mi amigo, el fotógrafo Marco Tulio Saborío, me dijo que el chayotillo de aire es una de las plantas hospederas de la mariposa monarca (Danaus plexippus).

Entonces un poco de búsqueda cuidadosa en Internet me llevó a encontrar referencias sobre las plantas del género asclepias y específicamente sobre la especie asclepias physocarpa, que mi vecina me dijo se llama chayotillo de aire.


Por favor amigo lector, si conoce otro nombre usado donde usted vive, me lo podría comunicar por medio de un comentario, me interesa mucho.
Huevo de dos días, larva 1 semana/jav.
 
Ocasionalmente observé mariposas en el chayotillo, pero no les puse mucha atención. Sin embargo, en el mes de febrero observé una bella mariposa monarca, que me pareció ponía huevos, lo cual comprobé unos tres días después, al encontrar varios diminutos huevesillos blancos.

Luego de una semana ya había pequeños gusanos (larvas) que crecen rápidamente alimentándose de la leche de la asclepia.
Algunos crecieron hasta unos 5 cm y engrosaron su diámetro y hasta llegué a ver uno en las primeras etapas de crisálida (pupa).

Dos etapas de la floración/ jav.

Pero también encontré que la monarca en esa etapa tiene algunos predadores, ciertos pájaros y hasta una chinche.
Ya no tengo larvas en mis chayotillos. 

Espero que alguna monarca llegue a poner huevos próximamente.


El 12 de febrero uno de los chayotillos se abrió y de manera semejante a como lo hace el diente de león, dejó ir todas su semillas aladas a volar en el viento, para llegar a nuevas tierras donde establecerse, todas se fueron en solo 36 horas.
Semillas al viento/jav.
 
Hoy 9 de marzo se abrieron dos nuevos chayotillos y se los obsequié a MLA, para que les de seguimiento, recoja las semillas, haga un semillero, e inicie un nuevo el ciclo de estudio del chayotillo de aire, está vez poniendo más atención a su desarrollo y crecimiento, y desde luego, para cuidar y estudiar de cerca la metamorfosis de la monarca.


Yo voy a plantar algunas semillas en mi predio de El Roble de Santa Bárbara de Heredia, a 1700 m de altitud. Según la información sobre las Asclepias, que hay en Internet, la planta puede soportar la menor iluminación y baja temperatura que hay allá. En unos meses le contaré lo que pasa.

Así que espere la saga, Chayotillos de aire II y III.
 
Para finalizar le cuento que MLA y yo, solo somos aficionados a la belleza de la naturaleza, desde el fondo del océano hasta las galaxias lejanas y  aprovechamos cualquier oportunidad para aprender algo. Espero que usted también le agrade una parte de esto.
Gusano (larva)
dos semanas/jav.

Y como siempre digo en todos estos casos, en que es apropiado contar con asesoría profesional:

Consulte a su entomólogo vecino.
 
Referencias adicionales:
Huevo de monarca: 0,83 mm x 1,2 mm

Chayotillo de aire.69.2x73.6x73.6 mm; 9.7 g.
Foto:M.T.Saborío.
 

Larva de Monarca, 1 día: 2.5 mm.