Dione moneta poeyii

Dione moneta poeyii
Dione moneta poeyii

viernes, 9 de noviembre de 2012

Passiflora adenopoda (granadilla de monte, tococa)

Además de las plantas de Asclepias (curasávica y physocarpa) que había conseguido como hospederas para la mariposa monarca, hace un año también sembré tres tipos de pasifloras.
Hojas de Passiflora adenopoda.
Una de ellas, que me ha dado muchas satisfacciones es la Passiflora adenopoda, en la cual he visto desde la postura de huevos, su eclosión, las larvas y el nacimiento de los adultos de Dione moneta poeyii, Dryas iulia y Heliconius charitonia.

En el libro “Guía de plantas hospederas para mariposas” de German Vega ( Editorial INBio), se describen más de cien plantas, incluyendo otras pasifloras. Parece que la mariposa Euides isabella, también gusta de las passifloras para criar sus larvas, pero hasta ahora no he visto ninguna en mi planta.

Nectarios en la base de la hoja.
La Passiflora adenopoda es un bejuco de unos 2 mm de diámetro, excepto en la base donde alcanza poco más de un 1 cm.
Las hojas de un color verde claro, sin brillo, están cubiertas por diminutos pelos, por lo que fácilmente se adhieren a la ropa. Están divididas en 5 lóbulos, pero los laterales se notan menos. En la base  hay dos nectarios fácilmente visibles como dos pequeños hemisferios de 1 mm de diámetro y un definido centro oscuro.
Los pecíolos pueden alcanzar los 9 cm y en su base hay dos estípulas, u hojas reducidas de unos 5 mm en las hojas sazonas. Pero en las tiernas hay además una doble estructura que semejan pequeñas lancetas, desde donde sale una pareja de pedúnculos para sostener las flores y que luego crecen alejándose, quedando como a la mitad de aquellos.

Dos etapas de la flor de Passiflora adenopoda.
Las flores las he visto durante todo el año, pero son algo escasas y delicadas, deben protegerse del viento y de las hormigas. 
Miden unos 5 cm de diámetro y son realmente hermosas. Inician como un pequeño cono truncado, compacto y robusto en su base y delicado hacia la punta. Mientras se mantiene cerrado su color es  verde tierno muy claro, sin embargo se puede apreciar  que en su interior es blanco. Se abre en las mañanas y se cierra en la noche. 

La belleza y detalles de esta flor son incomparables. Parecen tener la forma de una estrella de mar por sus 5 grandes pétalos blancos, cuyas puntas terminan con unos rabitos de color verde, pero intercalados entre ellos hay 4 más pequeños de diseño más simple, con puntas redondeadas todo en color blanco, diría que  tienen la mitad del tamaño de los mayores. Por lo que en realidad posee  9 pétalos.

Llama la atención que su interior es similar a un ojo humano (cuando estamos sorprendidos o asustados nuestros párpados se abren más de lo acostumbrado dejando más expuesto el ojo y podemos observar la pupila, el iris, hasta las pestañas). La parte interna de la flor está compuesta por un círculo de unos 50 finos filamentos erguidos  y muy abiertos hacia el exterior, con diminutas pero bien definidas franjas  alternadas de colores morado y blanco.
Lo que definiríamos como el iris y la pupila en un ojo esta flor tiene el mismo diseño, todo en color  blanco, porque después de los filamentos hacia el interior hay una serie de bastoncitos  blancos colocados todos en dirección al centro; son pequeños y aproximadamente  45 bastoncitos.

En el centro se encuentra su órgano reproductor; es un pequeño tallo de color verde, erguido, si acaso de 0.5 cm de altura por 1 mm de grosor,  de donde se despliega siguiendo la dirección de los pétalos mayores 5 tallos de igual tamaño y grosor,  también  de color verde, similar al esqueleto de una sombrilla y donde termina cada tallito se encuentra una bolsita de color naranja  intenso.

Para admirar  aún más la complejidad de esta flor,  en la base donde se despliegan estos  tallos existe como una diminuta almohadilla en forma de moneda,  de color verde claro, parece que tiene adherido otro tallo y uno de sus extremos se ramifica en dos,  simulando la letra “Y”. 
Son de color blancuzco con leves manchitas de color morado (que solo se aprecian con una lupa) y en cada punta de esta letra  hay una bolsita también de color blancuzco. Cabe destacar que esta “Y” está colocada de tal manera que no chocan con sus compañeras de color naranja.

El fruto es casi esférico (39 por 33 mm), con una cáscara de 2 mm de espesor. Cuando está maduro es de color morado y tiene una masa promedio de 10 gramos. En octubre hubo una buena cosecha de más de 30 y aún continúa.

Las semillas (unas noventa por fruto) tienen forma de gota (3 x 2 mm), oscuras, no lisas sino cubiertas de pequeñas pelotitas grisáseas de unos 0,1 mm de diámetro. Están envueltas en una pulpa anaranjada (un buen colorante natural) y ácida, con sabor algo parecido al maracuyá.

Parece que las pasifloras pueden reproducirse por semillas y por estacas, voy aprobar ambos métodos y luego les cuento.
Si le interesan unas semillas (aún no sé si son fértiles), envíeme un comentario y de alguna manera nos ponemos de acuerdo para entregárselas.

Referencias adicionales:
Flores de pasión.